versión móvil

lunes, 24 de diciembre de 2007

El absurdo con foquitos, la mentira con villancicos, la hipocresía envuelta para regalo.

Inevitablemente caeremos en el lugar común que afirma que una imagen vale más que mil palabras. Aqúí una reflexión de temporada.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

El mundo occidental cristiano se dispone a "celebrar" como cada año su vacía rememoración de la nada. El nacimiento sí, pero de un mito que a lo largo de los siglos no ha sido sino fuente de beligerancia, odio, discriminación y redituable negocio para sus usufructuarios.

l@5t:// dijo...

No sé que fué mas refrescante, la imagen o el comentario anónimo.

Pensamiento libre dijo...

En realidad creo que celebran muchas más el consumismo desenfrenado. El mundo occidental cristiano como lo denomina el anónimo, es parte de un mundo occidental simplemente. Un conjunto mayor de "festejo" que incluye al religioso.