versión móvil

jueves, 7 de mayo de 2009

El cuento del celibato.


Según ha trascendido en diversos portales en internet, el sacerdote católico y conductor radiofónico Alberto Cutié fue sorprendido en una playa de Miami donde radica, acompañado de una mujer en un bar. Esta acción tan natural no debiera llamar la atención de nadie si no fuera porque la superstición religiosa organizada denominada iglesia católica sigue imponiendo obligadamente a sus sacerdotes el contranatura e inútil celibato. Es un clamor mundial que esta iglesia vuelva voluntario a sus miembros esta absurda abstinencia dado que su existencia solamente propicia abusos de todo tipo.




4 comentarios:

Monje_roj0 dijo...

Es más que posible, no, es posible y del todo cierto, que el celibato, además, provoque que sea entre los curas del Iglesia Católica, donde se den más casos que pederastia que en ningún otro sitio.
Abtenerse sexualmente, no es bueno, y provoca la locura al cabo del tiempo. Sabemos, que hay hombres más activos sexualmente que otros (testosterona), y quienes son más activos, son los que terminan eloqueciendo.

Un saludo

FRiGoLitO dijo...

Está guapo no?, ¿Porque no hay monjas buenas?

Anónimo dijo...

es mejor que salga con una mujer a que se tire a un niño,pero claro, el catolicismo...

Anónimo dijo...

es mejor que salga con una mujer a que se tire a un niño,pero claro, el catolicismo...