versión móvil

jueves, 20 de marzo de 2008

viernes santo

Estaba el cristo en la cruz flanqueado por los ladrones. Uno de ellos le espeta... -¡si eres dios sálvate a ti mismo!, a ver, ¡desclávate!... entonces el cristo separa lentamente de la cruz su mano izquierda, luego hace lo mismo con la derecha y luego... se esucha un ¡ayyyyyy mamacitaaaaaa!!!!! mientras se va de bruces para adelante.


Agonizaba el cristo en la cruz. De pronto notaron que movía los labios, algo decía...se acercaron, el cristo llamaba a Pedro...
-¡Pedro, ven, el maestro te llama!- y Pedro corrió al pie de la cruz..

-maestro dime-

-Pedro, acércate más...-
-Pedro mira...¡desde aquí se ve tu casa!



El cristo comenzó a caminar sobre el agua. Pedro bajó de la barca y le quiso seguir pero se hundía.
¡Maestro! -le gritó- ¡quiero seguirte! a lo que el cristo le dijo...-pues vente por las piedritas...-


1 comentario:

yoyoyo dijo...

JAJAJAJA!!!!MUY BUENO!!!!