versión móvil

domingo, 4 de noviembre de 2007

Introducción a la Teología

(versión de noviembre de 2007)

Carlos Alfonso Romero Muñoz
(Tinnitus - Moderador)

El término teología que en griego se distingue como “el estudio de dios” por su composición teos = dios y logos = tratado, fue usado por primera vez por Platón en su obra más conocida: La República, obra escrita a manera de diálogo, en la que Platón discute cuál sería la mejor forma de organización de un Estado, y en el que se plantean unos dioses perfectos que no necesitan ser loados con ofrendas y que no mienten.(1) Éste término también es usado por Aristóteles quien presenta a Dios como “Primer Motor” el cual es ajeno al mundo y no interfiere en él. Aristóteles se refiere a la teología de dos maneras: como "filosofía primera” o “ciencia de los primeros principios” que describe al alma y la personalidad del ser, llamada Metafísica y posteriormente ontología; y como teología respecto al pensamiento mitológico y los pensadores precedentes a la filosofía.

Como el término teología, es de origen griego, no es utilizado por religiones no occidentales, sin embargo estas religiones generalmente tienen en común los “libros sagrados”, textos en los que a manera de develamiento, los escritores adquieren la comprensión absoluta del mundo y su formación, inspirados por los dioses o un único dios.
(2) Los Maya-Quiché, por ejemplo, poseían el libro sagrado del “Popol Vuh” (Libro de la Comunidad) donde se explica el surgimiento del mundo y del hombre; los budistas tienen el “Bardo Todol” (Libro Tibetano de los Muertos) una guía espiritual para la vida después de la muerte; los hindúes cuentan con el “Bahagavad-gita” (Canto del Señor) libro donde se explica la naturaleza del alma y su perfeccionamiento y el “Mahabharata”; los Mayas tenían el “Chilam Balam”; los egipcios el “Libro de los Muertos” y el “Libro Hermético”; los chinos el Tao Te-King o Daodejing (Libro de la Vía y de la Virtud); la Torá (Ley) hebrea judaica; entre muchos otros libros sagrados.

Con la llegada del cristianismo la teología adquirió un nuevo enfoque, ya que se dedica a explicar y describir al dios judeo-cristiano, su naturaleza, su ocupación para con el hombre, su historicidad, su libro sagrado y sus cualidades.

Se considera al padre de la teología cristiana a Saulo o Pablo de Tarso, aparentemente contemporáneo de Jesús, aunque no consiguió conocerlo, y no menciona las disciplinas referidas por él en sus discursos.(3) Es autor de las epístolas bíblicas: cartas dirigidas a las iglesias vecinas donde explica las doctrinas “verdaderas” del cristianismo.

Clemente de Alejandría, nacido a mediados del siglo II, desarrolló una trilogía donde se detalla el proceso de la ética cristiana y el camino hacia el logos espiritual y su repercusión en la vida. Explicaba que la teología es “El conocimiento de las cosas divinas”, para Orígenes
(4), uno de los considerados “Padre de la Iglesia” y discípulo de Clemente de Alejandría, significa la “verdadera doctrina sobre Dios y sobre Jesucristo como salvador”, su teología exponía la “verdadera doctrina”, en contraposición a la “errada” doctrina que enseñaban los paganos y los herejes.

San Agustín de Hipona
(5) (354 - 430), también considerado uno de los Padres de la Iglesia, estudia la teología a partir del concepto de Orígenes, dividiéndola en diversos troncos: la doctrina trinitaria, que trata la unidad, propiedades y el común de las “personas divinas”; la Doctrina Cristológica: que mira a Dios como hombre, y viceversa, definiendo que Dios ha nacido, que Dios ha sido crucificado y que Dios ha muerto; La Doctrina Mariológica, que comprende la virginidad de María como: “Dios ha nacido de una mujer, virgen concibió, virgen dio a luz y virgen permaneció;” La Doctrina Soterelógica, referente a la salvación en el sentido de la religión cristiana; la Antropología Sobrenatural: que defiende la existencia del pecado original y la remisión total y perfecta de los pecados en el bautismo; La Iglesia, tema central en el trabajo de Agustín de Hipona, donde estudia los motivos de su credibilidad como hecho histórico, y la comunión con Cristo; La Escatología que defiende la resurrección de los cuerpos, la eternidad de las penas, y admite la existencia del purgatorio, y por último la Doctrina Espiritual que defiende el culto y amor a la trinidad, que se da dentro de la vida de la iglesia y la relación mística con Dios, se fundamenta en la aserción de que para el intelecto humano solo es posible entender a Dios apoyándose en lo que no es, también llamada teología negativa(6).

Santo Tomás de Aquino, filósofo y teólogo medieval, propone dos modos de teología: la teología racional o natural, que intenta llegar a Dios a partir de las fuerzas exclusivamente naturales como es la razón, y es propuesto por la teología sobrenatural o teología de la fe, profundiza en el Misterio Trinitario, y el Misterio Cristológico, tiene como fundamento las verdades reveladas (teología de la revelación o teología positiva), que sobrepasan la capacidad de la razón humana, adquiridas por medio de la fe y como conocimiento básico, auque es elemental recalcar que para la teología natural también es necesaria la fe, puesto que “la creencia en un dios, no se basa en la fe, sino que es una precondición para la fe.”(7)

La teología dogmática, trata metódicamente los mandatos de la Iglesia y expone la autenticidad de sus dogmas basándose en las “sagradas escrituras” y en tradiciones eclesiásticas.
(8) Como muchas posturas ideológicas asume su teoría como la verdadera y confronta a la ciencia con base en sus ideas. Enseña los resultados teológicos de las doctrinas que estudia como son: la Cristología, Eclesiología , Mariología y Bíblica entre otras, apoyándose también en la teología de la revelación, al igual que la teología fundamental, que se basa en la hermenéutica de la fe: cómo entenderla y cómo explicarla; la teología escolástica que está basada en la filosofía grecolatina y se dedica a la instrucción teísta, su antecesor es la teología mística nombrada por Tomás de Vallgornera(9) y Pseudos Dionisio Areopagita; y la teología moral que analiza los valores éticos y morales del libro sagrado y su funcionalidad para el hombre.

Se pueden nombrar innumerables tipos de teología dentro de la teología práctica como en la teórica, que a lo largo del tiempo se han ido desarrollando y tomado diversas vías: la teología pastoral se ha dedicado a analizar el “cuidado del alma” por medio de la teología dogmática, como mantenerla limpia y lo necesario para ser salvada; la teología sistemática que organiza las enseñanzas de la Biblia en sistemas de categorías, por ejemplo analiza exclusivamente a los ángeles, el estudio de Satanás, o un elemento aislado en particular; últimamente se dio la teología de la liberación a partir del Concilio Vaticano II
(10) comienza en Latinoamérica e intenta responder a la cuestión que los cristianos de América Latina se plantean como cómo ser cristiano en un continente oprimido. ¿Cómo alabar a Dios en una tierra extraña? ¿Cómo conseguir que la fe sea liberadora?

Otro tipo de teología moderna es la reciente teología atea o ateología, que se puede definir como el estudio de la inexistencia de dioses o un único dios, fundándose en la aseveración de que ningún dios existe, estudia la historia de las religiones, principalmente los tres monoteísmos más importantes (Judaísmo, Cristianismo e Islamismo) sus intereses políticos, su aportación o tergiversación cuestionando las doctrinas dogmáticas, se ayuda en la paleografía
(11), la arqueología, la mitología, la lingüística, la psicología y el psicoanálisis, y la hermenéutica enfocada a las religiones que estudia, usándolas como pruebas epistemológicas. El término es usado por primera vez por el filósofo francés Georges Bataille, también lo utiliza Michel Onfray en el libro Traité d´athéologie (Éditions Grasset & Fasquele, Paris, 2005), Thomas J.J. Altizer y Marc LaFountain en Bataille’s Project: Atheology, Non-Knowledge, entre otros. Se puede decir que los primeros en tener una postura ateológica son Voltaire y Nietzsche, aunque nunca refieren el término ateología.

----------------------------------------------
(1) “Sacerdotes mendicantes y adivinos acuden a las puertas de los ricos, convenciéndolos de que han sido provistos por los dioses de un poder de reparar, mediante sacrificios y encantamientos acompañados de festines placenteros, cualquier delito cometido por uno mismo o por sus antepasados; o bien, si se quiere dañar a algún adversario por un precio reducido, trátese de un hombre justo lo mismo que de uno injusto. [...] Y persuaden no sólo a individuos sino a Estados de que, por medio de ofrendas y juegos de placeres, se producen tanto absoluciones como purificaciones de crímenes, tanto mientras viven como incluso tras haber muerto: y a estas cosas las llaman iniciaciones, que nos libran de los males del más allá. A los que no han hecho esos sacrificios, en cambio, aguardan cosas terribles.”
La República – Platón

(2) A este tipo de entendimiento teísta a manera de revelación se le puede denominar: Teología de la revelación o teología de la fe, explicada más abajo en este artículo.

(3) Véase: Acharya S, La conspiración de cristo, Valdemar, Madrid, 2ª Edición: febrero de 2006 pag. 71.

(4) Orígenes fue un erudito en textos cristiánanos y escribió su obra: “Hexapla”, que presentaba el texto bíblico hebreo y griego así como varias versiones en otras lenguas.

(5) La obra de San Agustín de Hipona supone la primera gran síntesis entre el cristianismo y la filosofía platónica. Aunque inspirado por la fe, que se confunde con la razón, el pensamiento de San Agustín dominará el panorama filosófico cristiano hasta la aparición de la filosofía tomista, ejerciendo un influjo considerable en la práctica totalidad de pensadores cristianos durante siglos.

(6) Este modo de entender al “dios inefable” es propuesto por Clemente de Alejandría, San Agustín y por Pseudo Dionisio Areopagita (nacido entre los siglos V y VI d.C.) Teólogo Místico

(7) Véase: Michel Martíin, Alegato contra cristianismo, Laetoli, Pamplona, 2007 pag. 34.

(8) La Eclesiología, estudia a la Iglesia en su misión y su papel en la salvación, como qué conforma a la iglesia y su autoridad.

(9) Tomás de Vallgornera nació en Cataluña hacia 1595, publicó “Mystica theologia D.Thomae utriusque theologiae scolasticae et misticae principis”

(10) El Concilio Vaticano II fue un concilio ecuménico (a la que son convocados todos los Obispos de toda la Iglesia, para reconocer la verdad en materia de doctrina o de práctica y proclamarla) de la Iglesia Católica siendo uno de los eventos históricos que marcaron el siglo XX. Fue convocado por el Papa Juan XXIII y referida en Latín.

(11) La paleografía (del idioma griego palaio, antiguo, y graphía, escritura) es el estudio de la escritura antigua; es la ciencia que tiene por objeto conocer y descifrar los escritos de épocas antiguas.
----------------------------------------------

Imprimir artículo



4 comentarios:

El Mago dijo...

Interesante aunque es mucha información que habría que revisar con más detalle. Llama mi atención el término "ateología" que desconocía. Felicidades.

Omar dijo...

Muy bueno, muy completo, un excelente trabajo, a mi me interesa mucho la teología pero no había encontrado un trabajo donde se resumieran tantas ramas de la teología y tan claras. Será mi texto de cabecera.

Anónimo dijo...

Just want to say what a great blog you got here!
I've been around for quite a lot of time, but finally decided to show my appreciation of your work!

Thumbs up, and keep it going!

Cheers
Christian, iwspo.net

Rodolfo Plata dijo...

JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA. La importancia de la crítica a la doctrina judaizante de la Iglesia, radica en que nos aporta los elementos de juicio necesarios para visualizar nítidamente __la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina más importante para la humanidad. Desechando la prueba viviente de la trascendencia humana que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos). Disciplina que nos da acceso a los contenidos, enseñanzas y potencialidades del espíritu__ Y la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y ratificada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito: “el ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad”, que amenazan con sofocar el cristianismo trascendental. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia