versión móvil

jueves, 26 de julio de 2007

Creencias Personales y Responsabilidad Pública

En nuestro país, México, desde el sexenio anterior encabezado por el esposo de la señora Martha y aún en el actual hemos atestiguado los graves riesgos para un Estado laico cuando un funcionario público antepone sus creencias personales al ejercer funciones públicas.

Recordemos a Carlos María Abascal (el Abad Abascal) o al actual Secretario de Salud José Angel Córdoba (José Arcángel) y sus medievales posturas.

Pues bien, algo muy grave está ocurriendo en Murcia, España. Un Juez está dando rienda suelta a su intolerancia homofóbica y pretende resolver las sentencias apoyado no en la Ley, como debería ser, sino en ¡la Biblia y el Opus Dei! De nueva cuenta el Estado Laico vulnerado.

Alfonso Romero Hernández




2 comentarios:

Paco dijo...

Es increíble ver como en pleno siglo XXI todavía existen estos intolerantes!, que quieren hacer valer sus convicciones irracionales en una sociedad democrática, de verdad que aveces pienso que sería mejor el mundo si todos fuéramos ateos.

Riskov dijo...

Saludos con mucho retraso. Ahora he descubierto este interesante blog y lo estaba repasando hasta que he llegado a esta noticia de Murcia.

El juez mencionado es Ferrín Calamita; fue sancionado por prevaricación, al anteponer su ideario católico fundamentalista a la ley. Un caso sonrojante.

¡Qué pena que el blog no registre nuevas entradas desde hace un lustro!.

Saludos desde Murcia.