versión móvil

domingo, 22 de julio de 2007

Niño predicador

Los beneficiarios de la ignorancia y la credulidad, quienes explotan y amasan verdaderas fortunas a costa de los creyentes en todo el mundo, cada día utilizan recursos de mayor impacto sin el menor escrúpulo. Imaginemos la ardua tarea de entrenamiento a la que el pequeño predicador ha sido sometido.
Alfonso Romero Hernández

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese niño predicador aviva una hilaridad desagradable.

Perla dijo...

¿Este monito no desciende del mono?

Adrian dijo...

En un futuro este señor enano será ateo y de los buenos.

Caridad Roxana dijo...

Bueno, evidentemente el niño predica un discurso previamente aprendido y elaborado por un adulto (tal vez su padre) quien es el encargado además de "entrenar" al niño en oratoria (premiándolo tal vez con bananas en caso de hacerlo bien o dándole golpes con un periódico en caso de hacerlo mal).

Anónimo dijo...

yo no entiendo como este ni-o puede hacer reir a la gente es mas yo si creo en dios pero este mocoso me cayo gordo...nada simpatico y exagera demasiado a mi no me convence en lo mas minimo .. mal muy mal

Anónimo dijo...

le damos un diez a este niño fanatico, y aparte con una muy buena cuenta bancaria al igual k su creador o creadora, madre o padre k estan detras de el, un vivo ejemplo,de k los hijos son como una esponja y absorven todo lo k los padres queremos, estudio en una buena escuela de actor, y sabe k trabaja con pura gente indiorante y si lo tuvieramos al frente de cualquier compañia, seria un exito, pero definitivamente, yo lo haria mucho mejor y sin gritar,

Mario Sánchez dijo...

Yo sólo me pregunto, ¿es un niño o un enano?

DANIEL dijo...

ESTE NIÑO ESTA UNGIDO POR EL ESPIRITU SANTO, LO QUE NO SABE LA GENTE ES QUE EL NIÑO NO HABLA POR SI MISMO SI NO QUE EL SEÑOR HABLA A TRAVES DE EL SE MANIFIESTA ATRAVES DEL NIÑO, NO SABEN CUAN GRANDE ES EL PODER DE DIOS PARA MOSTRARSE AL MUNDO PERO SOLAMENTE LOS LIMPIOS DE CORAZON LO ENTENDEMOS

Eduardo dijo...

Bueno, digan lo que quieran, pero igual un dia sabran la verdad,y si no es en vida(mejor que sea en vida y se arrepientan)lamentablemente van a ser jusgados delante del trono de Dios por sus palabras,mejor busquen a Jesus y pidanle perdon...el que tenga oidos oiga